Lo mejor del ‘happy chic’ para decorar el hogar

 

 Quienes desean tener una casa llena de color y llena de estilos diferentes no pueden dudar en elegir el conocido ‘happy chic’, una forma de decoración única y que puede usarse en cualquier ambiente de la casa.

La mejor forma de describir el  happy chic es llenar todos los ambientes de alegría con mucho color y mezclas distintas, rompiendo con todas las reglas que existe en el extenso mundo de la decoración.

happy chic

Jonathan Adler es el creador, quien admite que la única regla es no seguirlas, combinando lo nuevo con lo antiguo, lo caro con lo barato y sobre todo agregando mucho color destacando los tonos verdes, naranjas, fucsias y turquesas.

Lo único que debemos respetar en happy chic son las paredes, las cuales deben mantener sus colores claros, neutros o pasteles para que el contraste con lo demás sea maravilloso.

En cuanto a los accesorios, se recomienda que sean dorados; si se tienen arañas en los techos de las salas, éstas deben ser de cristal y para los sofás no hay mejor idea que vestirlos de terciopelo.

No deben faltar los espejos que se convierten en piezas indispensables para hacer efectivo este estilo, así como los cuadros figurativos que revistan las paredes neutras convirtiéndolos en verdaderos protagonistas. Los adornos de vidrio, los cojines con diseño y los centros de mesa también se convierten en una pieza indispensable.

happy chic

Finalmente, no deben faltar las piezas lujosas que integradas con los demás accesorios crean un perfecto equilibrio entre la diversión y el glamour que no debe faltar en ningún hogar.