La mejor propuesta: Dormitorio infantil al puro estilo nórdico

 

 

Si estamos pensando en cambiar la decoración de la habitación de nuestros hijos pequeños, podemos elegir un estilo nórdico, muy sencillo y fresco que los hará sentir realmente cómodos y relajados.

Para quienes no conocen mucho sobre este estilo, hay que saber que se caracteriza por usar colores muy claros como el blanco, que es ideal para las paredes, el techo y hasta para los muebles.

estilo nordico

Pero quizás no sea muy buena idea tener todo de blanco, o alguien no le agrade lo suficiente, por lo que se puede optar por tonos claros o escoger el beige y gris.

La verdad es que este estilo de decoración infantil, se ha convertido en uno de los favoritos, ya que la utilizar colores claros, se aprovecha mucho mal iluminación natural lo que crea la imaginación óptica de ser habitaciones espaciosas.

La calidez es otro punto que no debe obviarse, por lo que las piezas de madera clara no deben faltar. Estas pueden estar presentes en las repisas, en la cama, en los veladores o hasta en los marcos de cuadros y fotos.

dormitorio infantil

Al ser un dormitorio infantil, donde la presencia del color está más que permitida, se puede integrar tonos más intensos como anaranjado, azul y amarillo pero en dosis pequeñas como mantas, cojines, cuadros y hasta en una alfombra.

Para darle ese toque lúdico, se puede incluir nubes, estrellas, figuras geométricas o líneas para darle movimiento a las paredes y hasta la ropa de cama.