El dormitorio perfecto para la temporada invernal

 

 

Si estamos pensando cambiar nuestra habitación, debido a la temporada invernal, debemos empezar por el color de las paredes, podemos dejarnos llevar por los tonos suaves como beige, marrón claro, almendra, hueso, o topo. Según los especialistas en decoración de interiores, son estos tomos los que crean un ambiente confortable y que llama al descanso.

decoración de invierno

En caso los veamos demasiado apagados, podemos darle algunas pinceladas de color añadiendo accesorios, ropa de cama y otros textiles en colores azul, verde, amarillo y celeste que sin duda le darán más vista y alegría a la habitación. 

La madera es un material que no puede faltar, ya sea en su estado natural o con un acabado antiguo. Puede incluirse en la cabecera de la cama, veladores, cómodas y en cualquier otro mueble propio de un dormitorio.

La madera en tonos claros beneficia el ingreso de la luz, por lo que pueden verse opciones en capirona, pino, huairuro o en pumaquiro.

Las fibras naturales como algodón, lino, seda o terciopelo en ropa de cama, almohadas y demás, crean un ambiente confortable. Y si se quiere conseguir una atmosfera cálida y oscura, pues los tonos cocoa o arena son los más adecuados.

No deben faltar las alfombras en esta temporada y ubicarlas debajo de la cama. Si no gustan, los tapetes se convierten en otra magnifica alternativa colocados a los lados de la cama. De preferencia deben ser naturales como de lana de oveja, alpaca y de pelo alto que solo se aspiran una vez por semana.

decoración invernal

En la cama no deben faltar sabanas de algodón como las de 200 hilos que son ideales para el invierno y el verano. Las que cuentan con 50% de poliéster son otra opción ya que calientan en invierno.

Los edredones deben ser de plumas, plumón o de ambos ayudando a mantener la temperatura del cuerpo. Finalmente, y para darle más color al especio, nada mejor que cojines con textura en piel, lana o terciopelo.