Claridad, orden y colores claros son la clave para hacer que un dormitorio pequeño luzca de mayor tamaño

 

 

El dormitorio es la habitación más importante, es el lugar donde descansamos, donde pasamos mucha parte de nuestras vidas. Es por ello que debemos tenerlo bien cuidado, ordenado y sobre todo que nos de calma y nos ayude a conseguir la máxima relajación.

No importa si es de tamaño pequeño, ya que con algunos trucos muy fáciles de seguir, podemos hacer que se vea más grande.

dormitorio

Para comenzar, debemos dejar que entre mucha luz natural y mucho mejor si se combinan con espejos, lo que le dará percepción de un tamaño más grande y mayor profundidad. 

Los espejos tienen como misión repartir la luz natural por toda la habitación y si colocamos luces blancas en las luminarias, las noches serán más claras, cosa que no ocurre con las luces amarillas que sin bien brindan calidez, hacen que el lugar se vea más pequeño aun. 

Otro punto importante son los colores claros, así que si las paredes están pintadas con tonos oscuros, es momento de cambiarlos por los llamados pastel y los neutros. Estos colores además de hacer que el dormitorio parezca más grande, otorgan alegría y mantener un mejor estado de ánimo. Si la habitación es demasiado pequeña, no habrá mejor opción que elegir el color blanco para todas las paredes, pero se pueden elegir accesorios de diversos colores para darle mayor vida.

En cuanto a los muebles que se deben tener, los más apropiados son los estantes que pueden colocarse en alto para dejar los pisos y espacio libres. Otra excelente alternativa son las cajas decorativas que se colocan sobre las estanterías y que ayudan a mantener todo en orden.

estantes

Finalmente, debemos tener las cosas en orden, ya que el desorden ayuda a ver los espacios más pequeños de lo que realmente son. Además, tener las cosas en el lugar correcto otorgan tranquilidad y un mejor dormir.