El embarazo y su relación con los teléfonos móviles

 

 

El embarazo puede traer además de felicidad, una serie de preocupaciones para la futura madre, como qué alimentos debe dejar de consumir, qué tipo de deporte puede realizar, cuantos exámenes médicos debe realizarse y muchas otras interrogantes más.

Sin embargo, con el adelanto de la tecnología surge una nueva preocupación: el temor a que las ondas electromagnéticas de los teléfonos móviles puedan ser perjudiciales para el desarrollo neuronal del bebé.

moviles

Científicamente, está comprobado que estas ondas, así como las redes wifi, no provocan daños en la salud y en los muchos estudios realizados, no se ha encontrado relación entre ondas de telefonía y depresión, migraña, insomnio, trastornos nerviosos, reuma, fibromialgia o cáncer. Sin embargo, hemos podido ver en la prensa casos que promueven pánico electromagnético, causando predisposición social.

El Instituto Noruego de Salud Pública ha brindado información al respecto tratando de aclarar cualquier tipo de dudas que puedan aparecer en la mujer gestante. Una de sus investigaciones se publicó en una revista de acceso abierto BMC Public Health donde se asegura que la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia asociados al uso de mujeres embarazadas no se vincula con el desarrollo neurológico de los niños y que es poco probable que se produzca efectos adversos en el desarrollo neuronal infantil.

Todo lo contrario, como comenta el profesor Jan Alexander, asegurando que el uso de móviles pueden tener un impacto positivo en él bebe. 

En su investigación, se indica que el uso del móvil en el embarazo se asocia a un riesgo menor de que el niño tenga bajo nivel de lenguaje y en las habilidades motoras a los 3 años de edad.

moviles

En la muestra se indica que los niños que nacieron de madres usuarias de teléfonos móviles presentaban un 27% menos riesgo de tener oraciones de menor complejidad, un 14% menos de usar una gramática incompleta y un 31% menos riesgo de sufrir retardo moderado en el lenguaje.

Los hallazgos de las investigaciones alivian las preocupaciones de las futuras madres, pese a ello, el mismo científico indica que siempre se debe tener precaución, ya que todo lo demostrado en las investigaciones puede tener excepciones.