El Boom De Los Robots Chinos: Ya Ni Hasta La Cerveza Se Salva

La tecnología durante estas últimas dos décadas ha tenido un crecimiento más que exponencial, cambiando el esquema de producción, e incluso del consumo, de ya muchas marcas líderes a nivel mundial.

Este despegue, que aún no da pistas de visualizar su tope, ha sido guiado por un grupo no tan amplio de genios que han demostrado cada vez el potencial de las firmas financieras que han cortado la necesidad de ser poseedor de una gran riqueza o tener un inventario inmenso para ser multimillonario en un limitado tiempo.

En este caso, la inmensa firma China de electrodomésticos, Midea Group, ha adquirido la otrora empresa fabricante de robots Kuka AG (Alemania) que dentro de sus proyecciones de expansión tienen planes de reemplazar con androides las fábricas y dejarlos sin ningún trabajador (y hasta destacar con androides que sirven cerveza).

Es así que esta compañía quiere dar un paso diferente (y bastante espectacular) acercándonos más a la utopía dramatizada por muchas películas: el ser convivientes e invadidos por robots. Ante esto ya hubo no hace mucho una noticia sobre la reciente comunicación entre dos tecnologías desarrolladas por Facebook del que tuvieron que ser desconectadas, estas rayaron las expectativas en tan solo unos instantes, superando su habilidad de comunicación al nivel matemático ya que la comunicación humana era muy poco eficiente.

Este gran paso que los lleva a la vanguardia de la automatización en China, como también en el mundo, va de la mano del gran aumento de áreas de ingeniería en la compañía quienes trabajaran en el desarrollo de la inteligencia artificial en varios centros de investigación, entre ellas la ya conocida Silicon Valley. Su objetivo principal (al menos así parece) es trabajar en el desarrollo de aplicaciones para la tecnología que controle a los robots y colocarlos en la industria de la producción a gran escala.

Cabe mencionar que a la fecha las grandes empresas Chinas aun dependen de las marcas extranjeras para la adquisición de robots de desarrollo industrial para sus fábricas, hablamos aproximadamente del 67% de su mercado. Con esta inmensa clientela ya tienen su producción interna cubierta por unos buenos años y además el liderazgo de la misma en esta fuerte competencia por la automatización.