Pequeñas cosas de la vida que nos dan la felicidad

 

 

De una u otra forma, todos vamos en busca de la felicidad y a veces no sabemos que podemos encontrarla escondida detrás de las cosas más simples de la vida. Casi siempre creemos encontrarla en el trabajo, en el dinero que tenemos para poder comprar cosas, así como en los viajes, que si bien nos dan momentos para ser felices, no son del todo duraderos.

Para encontrar una felicidad duradera debemos buscarla además de en el lado profesional, en la familia y amigos, quienes siempre estarna ahí para apoyarnos ofreciéndonos todo lo afectivo.

Ha sido la Universidad de Harvard la que realizó un estudio, dando a conocer cuáles son esas actitudes que nos dan la felicidad y con garantía.

Una de las cosas que debemos entender es que el dinero no es lo que más importa. Hay muchos que pasan horas al día trabajando y cuando se dan cuenta tienen mucho dinero, pero no les alcanza el tiempo para compartirlo y disfrutarlo.

felicidad

Lo que nunca debe dudarse en darle el valor que se merecen son las relaciones, ya sea las amorosas, las familiares y con los amigos. De una u otra forma, siempre son ellos los que ayudan, los que están ahí en los peores momentos y los que en parte son responsables de cómo eres ahora.

El alcohol, los cigarrillos y otros vicios también deben dejar de estar presentes en todo momento para ser realmente felices. Nadie duda que a veces sean necesarios y hasta hacen que uno se sienta de maravillas, pero se trata de algo efímero. 

Quizá pueda parecer ridículo, pero las cosas pequeñas como las mañanas soleadas, las tardes llenas de luz en la primavera y hasta disfrutar de un postre hecho por tu mamá, son suficientes para ser felices, ya que son placeres que disfrutamos y que no debemos dejar de apreciar.

felicidad

En resumen, se trata de ver la vida con optimismo, enfrentado las barreras que se van presentando y superándolas. La vida no es sencilla y algunos la tienen más complicada que otros, pero eso no debe ser un obstáculo para disfrutarla y ser feliz.