Hábitos que pueden acabar con tu relación amorosa

 

 

Una separación no ocurre en un segundo, pero hay que darnos cuenta de que es lo que sucede con nosotros y con nuestra pareja. Es común que las pequeñas molestias y reproches vayan desgastando la relación con el paso de los días hasta que llegado el momento, se termina.

Algo que sucede pero que se debe evitar como sea, es el agredirse verbalmente. Levantar la voz, gritar, usar palabras despectivas e hirientes es una situación que puede acabar con cualquier tipo de relación. Y es que a pesar de retractarse y pedir perdón, el daño ya está hecho. 

gritar

Otra falta de respeto a la pareja y a la relación es ser hipócrita y hablar mal a espaldas de otro. Causa principal de separaciones y divorcios.

Muchas personas solo vemos los errores del otro y dejamos de lado u olvidamos que también posee virtudes. Con el tiempo, este mal hábito crea resentimiento lo que lleva a una ruptura amorosa.

Existe una gran diferencia entre discutir y pelear y lo que hacen la mayoría de las parejas es pelear por todo o nada cuando se sienten frustrados. Todos necesitamos discutir para conocer qué es lo que la otra persona siente o piensa. Además, se debe tener en cuenta que la discusión no tiene por qué incluir gritos o molestias. Se trata de una forma de comunicación que si se omite, puede llevarlos a la separación. 

discutir

Un motivo muy importante para decidir separarse o divorciarse es no ponerse en el lugar del otro. Es de vital importancia que cada uno pueda ver la situación desde la perspectiva de la pareja. Sucede en la mayoría de casos, que solo uno toma las decisiones sin pensar en lo que siente o quiere el otro.

discutir

Debemos pensar antes de hablar y reflexionar sobre los errores que se vuelven comunes y que a la larga pueden acabar con una bella relación.