Empezando de nuevo en el amor

 

Nadie puede decir que no ha tenido una decepción amorosa, una situación difícil y hasta complicada de superar. Y es que, al no ser todas iguales, los fracasos amorosos, las rupturas y hasta las separaciones inesperadas, calan fuerte en los sentimientos de las mujeres y en la mayoría de veces, les cuesta volver a confiar, volver a empezar con otra persona.

decepcion amorosa

Sin embargo, nada es imposible y luego de darnos algo de tiempo, de recuperarnos emocionalmente, podemos hacernos un auto análisis, conociendo nuestras virtudes y defectos, aprender de los errores, para no volver a equivocarnos y poder comenzar una nueva relación.

Lo mejor que podemos hacer es dar confianza de a pocos, no abrir el corazón ni los sentimientos muy rápido, ya que no es bueno llenar de información cuando recién se comienza algo. Lo más apropiado es no hablar sobre la familia, cosas de la niñez o contar historias íntimas. 

relación amorosa

Otro punto a tomarse en cuenta tiene que ver con el acoso tecnológico. Es decir evitar llamadas, mails o mensajes de texto en abundancia. Hay que buscar un espacio íntimo y personal y hacer lo mismo con la nueva pareja. Tampoco hay que estar pendiente en todo momento de lo que hace o deja de hacer o querer controlar la situación.

Guarda mucha relación con lo anterior, el querer espiar sus mensajes, sus llamadas ya que sería traicionar su confianza lo que no es bueno para ninguna relación que recién empieza o que ya tiene tiempo.

Definitivamente, no hay que apurarse en tener intimidad ya que se corre el riesgo de colocar la relación dentro de un ámbito físico o sexual que con el paso del tiempo la dañará haciendo que se pierda el interés. 

intimidad

Primero hay que conocerse, dedicar la mayor cantidad de tiempo a descubrir y destacar las cualidades que se tengan y disfrutar del tiempo juntos, haciendo del respeto el valor más importante para la relación. 

Conocerse y pasar tiempo juntos es ideal, pero por ningún motivo las mujeres debemos descuidarnos de nosotras mismas y olvidar el tiempo para dedicarlo a cosas femeninas y personales.

No es nada conveniente que dos personas se conviertan en una sola y no sepan vivir el uno sin el otro. Hay tiempo para todo, para pasar con la familia, con las amigas, leer un buen libro y hasta para hacerse un cambio de look.