Lo mejor para aliviar el dolor después de un duro entrenamiento

 

 

Cuando se comienza a hacer ejercicios es normal que el cuerpo se sienta muy adolorido y que incluso no podamos caminar de una habitación a otra cercana. Pero en lugar de preocuparnos, debemos pensar que nuestro cuerpo está actuando correctamente ya que ese dolor es buena señal y significa que el cuerpo se está adaptando a los nuevos movimientos y que los músculos que no han entrenado antes, lo están haciendo bien. 

dolor y entrenamiento

Sin embargo, muy a pesar de que sea algo positivo el dolor no resulta agradable, pero se pueden realizar algunas actividades para que se alivie pronto.

Para empezar, debemos estirarnos antes y después de entrenar para ayudar a calmar el dolor. Y es que ello resulta ser la mejor defensa ya que al entrenar los músculos se contraen y las fibras musculares se vuelven más cortas.’

Cuando uno hace estiramientos luego de hacer ejercicio se promueve la movilidad y la recuperación es menos fastidiosa.

estiramientos

Luego de ejercitarse, resulta muy bueno también calentarse por lo que inmediatamente después de una sesión de ejercicios, se puede ir al jacuzzi para que el agua a chorro caiga sobre los músculos adoloridos.

Aplicar hielo en la zona es otro de los métodos para sentir alivio luego de entrenar. Además de curar alguna lesión que se haya producido, calma los dolores post ejercicios.

Realizar una actividad de menor intensidad también funciona, por lo que caminar o trotar son opciones a tener en cuenta. También puede incluirse manejar bicicleta o realizar un deporte ligero que aumente el flujo sanguíneo y ayude a eliminar las toxinas acabando además con los músculos adoloridos.

Finalmente, otro paso que se puede seguir es consumir alimentos ricos en ácidos grasos como carne magra, salmón, aguacate y nueces, todos con muchas propiedades antiinflamatorias que son muy buenas quitando cualquier dolor.