El estrés y las dietas cómo manejarlos.

 

Seguramente ha sentido muchas veces que cuando está más preocupado es cuando las ganas de comer algo nos embarga, esta sensación de falta de algo se le conoce como ansiedad que calmamos o mitigamos llevándonos algo a la boca. Pero por qué el estar preocupado o estresado hace que tengamos la sensación de tristeza, frustración o ansiedad

Muy sencillo nuestro organismo psicológicamente busca una recompensa a nuestro estado de ánimo y al comer sentimos placer que de alguna manera calma o hace menos estos sentimientos.

dieta

Este no seria un problema si sólo se trata de gustito de media tarde, el problema surge cuando la sensación por haber comido nos hace sentir culpables y este sentimiento nos lleva a seguir comiendo pero a mayores proporciones, convirtiéndose en un problema mayor que nos puede llevar incluso a la obesidad.

Por últimos las dietas muy estrictas puede también llevarnos a una sensación de ansiedad que hará que tengamos más hambre, por eso es necesario hacer una dieta sugerida por un especialista. Dieta no significa dejar de comer, una buena dieta incluso tendrá más momentos de comida pero en porciones pequeñas. Lo mejor es hacer dietas balanceadas en las cuales incluye tres comidas principales y dos meriendas. Lo más importante de una dieta es la proteína que ayuda a mantenernos saciados.