Tips para tener una memoria activa

 

 

Puede que las largas horas laborales, la tensión y el estrés del día a día hayan desprestigiado nuestra memoria, proceso del cerebro que realiza varias funciones importantes como almacenamiento y decodificación de la información que se capta en el pasado. Cuando la memoria se encuentra operativa, se enriquecen las actividades que uno realiza en la vida personal como laboral.

memoria

Si nos hemos percatado de algún problema de memoria, lo mejor será realizar algunas prácticas para poder potenciarla, e incluso prevenir ciertas enfermedades degenerativas como el Alzheimer y hasta el cáncer. 

Para empezar debemos desayunar todos los días, ya que de esta manera se activan los neurotransmisores del cerebro, y se permita la transmisión de la información además de un buen funcionamiento del lenguaje, atención y concentración. 

Otra actividad vital es tener un sueño que dure entre 7 u 8 horas para que la relajación ayude a conservar la reserva de neuronas  y se evite sufrir de ciertas enfermedades degenerativas a largo plazo.

La lectura es una de las practicas más efectivas para tener una buena memoria, leyendo dos horas al día, se mantiene activo el funcionamiento del lóbulo frontal, así como el sistema límbico que se relaciona con los estímulos sensoriales y con la parte cognitiva.

memoria

Debemos incluir también los llamados ejercicios de gimnasia cerebral que mejoran la memoria visual y auditiva. Estos ejercicios pueden incluir hacer un inventario mental de las cosas que tenemos en la mesa o en el escritorio, u observar algo que nos llame la atención para reproducirlo después en el cerebro.

memoria

Al igual que la lectura, debemos escribir cosas o situaciones que vivimos diariamente como una receta que hayamos preparado, hacer un resumen de una película o hasta de un libro que nos haya gustado.