Los mejores alimentos para evitar el cáncer

 

 

Si bien no se conocen las causas exactas del cáncer, se ha comprobado que son varios los factores que lo desarrollan, por lo que los médicos recomiendan llevan una vida y alimentación saludable, mantener el peso equilibrado, hacer ejercicio y evitar el tabaco y el estrés. 

En relación a una dieta adecuada, no deben faltar las verduras y las frutas ya que son eficaces en la prevención y en el tratamiento de la enfermedad.

Entre los vegetales, uno de los principales a tener en cuenta para la alimentación es el brócoli bien llamado ‘el guardián del genoma’ encargado de mantener las células saludables. Al contener muchos isitocianatos como la coliflor y el repollo son infaltables.

brócoli

El aceite de oliva es otro muy recomendado para la prevención de muchas enfermedades debido a que contiene el ácido graso oleico (Omega 9) capaz de disminuir los niveles de un oncogen. Se ha comprobado que ayuda a reducir el riesgo en cáncer de mama, próstata, colon e intestino.

Se sabe que el licopeno también ayuda en la reducción de padecer algunos tipos de cáncer como el de próstata, al inhibir la proliferación celular y modular los mecanismos inmunológicos. Está presente en los tomates y en frutas como la sandía y las fresas.

frutas

Las setas chinas como el reishi, el shiitake y el maitake son muy utilizados en la medicina tradicional china con la finalidad de reforzar el sistema inmune ya que detienen el crecimiento de las células tumorales y de la aparición de metástasis. Además, las setas poseen grandes cantidades de selenio, lo que ayuda en la lucha de la enfermedad.

setas chinas

Las frutas y hortalizas así como las mermeladas contienen pectina, un gel natural empleado en la elaboración de mermeladas y que inhibe la galectina 3, proteína que colabora en la diseminación del cáncer en el organismo.

Con mucho poder antioxidante, el té verde es otro de los alimentos ideales en la prevención del cáncer ya que actúa a anular los efectos de las nitrosaminas. Protege contra los radicales ambientales y en la radioterapia va a potenciarla contra las células cancerosas.

Un antinflamatorio natural por excelencia es la cúrcuma, inhibiendo el crecimiento de tumores en ciertos órganos como estómago, hígado, mama, ovarios, colon y evitando la leucemia. Ayuda al organismo a producir células anticancerosas como el glutatión y no se puede dudar de su poder antioxidante.