La vitamina D muy necesaria durante los meses de frío

 

 

Al igual que todas las vitaminas, la vitamina D es esencial para mantener los huesos, dientes y músculos sanos, así como para promover un sistema inmunológico más fuerte, todo ello debido a que es vital para que nuestro cuerpo absorba el calcio.

La vitamina D es conocida también como ‘vitamina del Sol’ ya que al exponernos entre 10 a 15 minutos al astro rey, estamos llenándonos de ella; y muchas investigaciones han señalado que son las mejillas la zona del cuerpo que más la absorbe. Sin embargo, se recomienda hacerlo en las primeras y las últimas horas del día, evitando hacerlo entre las 12 y 4 de la tarde.

vitamina D

Puede que resulte complicado durante la temporada invernal donde el sol se ausenta, los días son nublados y muy cortos, haciendo que la vitamina D del cuerpo disminuya. Pero para algunas personas, que no pueden conseguir los niveles suficientes de esta vitamina, se les recomienda tomar suplementos.

En realidad son muchos los motivos por los que falta vitamina D, como sufrir de obesidad ya que al aumentar el peso se incrementa la masa muscular.

Tener una buena alimentación también es favorable, sobre todo si se consumen alimentos de origen vegetal como lácteos, yema de huevo, mantequilla; aceites de pescado, pescados azules como salmón, sardina y atún.

vitamina D

La falta de absorción de esta vitamina se presenta también si se padece de alguna enfermedad gastrointestinal debido a mala alimentación o estrés, lo que ocasiona diarreas y otras complicaciones.

Finalmente, la piel oscura se convierte en otro motivo relevante para la presencia de problemas cuando se quiere absorber la vitamina tras la exposición al sol, ya que el exceso de melanina, pigmento oscuro que da color a la piel, impide su producción.