Gel de ducha, espuma de afeitar y jabón facial con restos de jabón

 

El jabón en barra es utilizado por muchas personas en distintos lugares pero quizás ignoren que pueden sacarle mucho provecho si conservan los restos que quedan, así sean pedazos muy pequeños.

jabon

Lo primero que podemos hacer con los restos es un gel de ducha, solo debemos acumular una buena cantidad de trozos de jabón en un tarro y una vez esté lleno se cortan en trozos pequeños y se colocan en una olla con agua destilada y una medida de 1.12 litros de agua por cada 120 gramos de jabón.

Una vez se tenga todo se coloca al fuego y se revuelven hasta que se derritan para luego dejarlos enfriar por 12 o 24 horas y colocar el nuevo gel en un frasco dispensador.

jabon

Y los hombres de la casa también pueden disfrutar de los pedazos de jabón elaborando una espuma de afeitar. Al igual que la preparación anterior, debemos contar con 120 gramos de jabón y 360 ml de agua destilada para colocarlos en una olla y dejar hervir hasta que se disuelva.

Después se debe dejar enfriar un tiempo promedio de 12 o 24 horas y aunque esté preparado, se recomienda hacer uso de esta espuma después de dos o tres días de haberse preparado.

Otro uso es rallar los restos de jabón y colocarlas dentro de un tarro bien cerrado para evitar la humedad. Esta preparación es ideal para lavar el rostro con un poco de la ralladura pero al no tener conservantes ninguna de las preparaciones, lo mejor será usarlos en un tiempo breve.