Causas y remedios de la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel, que hace que aparezcan especies de rosetones de color rojizo que se inflaman y se cubren de escamas, resultando molesto, doloroso y en ocasiones antiestético. Suele aparecer principalmente en los codos, cuero cabelludo y rodillas, pero en algunos casos suele aparecer en otras partes del cuerpo.

psoriasis

Causas de la psoriasis

Esta es una enfermedad bastante habitual que puede afectar a cualquier persona sin importar su edad o sexo. La causa de origen es totalmente desconocida y se cree que puede ser ocasionada por algún desequilibrio en el sistema inmunológico, de forma que es imposible determinar si alguien puede o no padecer de psoriasis, al menos no con el conocimiento que se tiene hasta este momento. 

Se cree que un desencadenante común de la enfermedad es el factor emocional, pues si se padece de demasiado estrés, problemas, angustia o miedo, la enfermedad se manifiesta mucho más. No es contagiosa y no tiene cura conocida, aunque hay muchas maneras de mantenerla controlada. 

Remedios para la psoriasis 

En la medicina tradicional pueden encontrarse muchas cremas que son de gran ayuda para disminuir los síntomas, pero también hay algunos remedios naturales que son igual de efectivos. Principalmente la alimentación es muy importante, hay que mantener una alimentación balanceada, no comer demasiada carnes y trata de evitar el café, lácteos, tabaco y comidas chatarras. 

Hay que tener mucho control de las emociones y buscar maneras de liberar el estrés, como con deportes o hacer ejercicio regularmente. 

La psoriasis se muestra externamente, pero ayuda mucho hacer limpiezas desde dentro. Por eso purificar la sangre y el hígado será de gran ayuda. El diente de dragón, cardo mariano y el aloe vera son algunos elementos naturales que facilitan este proceso.

Otros suplementos como la valeriana, alga spirulina, camu camu y Omega 3 también son muy importantes para mantener controlada la enfermedad, y pueden brindar muchos beneficios adicionales para el cuerpo.