Cambia la estación, cambia de base de maquillaje

 

 

Y es que las necesidades de la piel cambian según el clima, la temperatura y el ambiente. En invierno escogemos coberturas densas y colores claros, mientras que en verano es necesario usar una base más ligera y con un color más oscuro.

base de maquillaje

Cuando llega el calor y la temperatura se eleva, debemos dejar de lado la máscara y los brillos del maquillaje prefiriendo las bases en formato llamado cushion y lo más que se pueda de productos en texturas cremosas, ya que será más sencillo aplicarlo con una esponja, con la brocha o solo con las manos teniendo como resultado un acabado natural y jugoso.

El verano no es una buena temporada para usar polvos traslucidos recomendando emplear papeles matificantes para acabar con los brillos que puedan aparecer.

Si tenemos oportunidad de ir a la playa y disfrutar del sol, entonces ya tenemos el rostro listo para lucirlo y dejar de lado las capas de maquillaje dejando que la piel del rostro respire. Solo con ponerse lápiz labial, gloss y algo de mascara en las pestanas, estaremos más que listas.

maquillaje de verano

Con lo importante que se han convertido los selfies, ahora las mujeres deben estar listas para cualquier momento, y la base es ese producto estrella considerado como el éxito de look.

Los estilistas de Lancome recomiendan tener la piel bien limpia e hidratada para que la crema hidratante se absorba. Así tengamos muchas imperfecciones como granitos, manchas o muchas líneas de expresión, lo mejor será dejarlos libres, ya que con el afán de enmascararlos podemos hacer que sobresalgan. 

La base al ser aplicada debe difundirse perfectamente para conseguir una cobertura ligera y acabado natural. Tampoco debemos dejar partes sin aplicar, por lo que los mas adecuado será emplear una brocha o esponja para difuminar todas las zonas en especial donde empieza el cuello.

maquillaje de invierno

Para elegir el tono de base ideal, debemos probar varios en la línea de la mandíbula, uno cerca del otro, y cuando encontremos el tono que se funde con el color del cuello, ese es el que hay que comprar. Para lucir bronceada, se sugiere utilizar polvos de sol, pero debemos de tener cuidado en no elegir una base muy oscura.