"Fray Bigotón" llegó al convento de San Francisco de Asís y ahora es parte de ellos incluso es conocido como un fraile más. Se trata de un perrito Schnauzer que fue encontrado sin comida ni cuidados, gracias a gestión del Proyecto Narices Frías fue adoptado por esta casa de religiosos franciscanos quienes lo cuidan y atienden con amor y devoción.

perrito fraile

Este perrito vive en el convento de los Franciscanos en Cochabamba, Bolivia y se ha convertido en famoso en muy poco tiempo ya que sus fotografías vestido como fraile y su historia ha invadido las redes sociales y se ha vuelto viral  en muy poco tiempo.

Precisamente a San Francisco de Asís se le conoce como patrón de los animales, por eso Carmelo o  “Fray Bigotón” no pudo encontrar mejor hogar que en este monasterio de San Francisco

El proyecto Narices Frías tiene la misión de lograr que todos los conventos o monasterios reciban a un animal (un perrito) sin hogar para que forme parte de la familia religiosa.