Los secretos de Kate Middleton para estar en forma

 

 

Y estos cambios no solo ocurren con alguien común y corriente como las millones de madres que andan por el mundo, ya que la misma duquesa de Cambridge, Kate Middleton, debió someterse a un régimen alimenticio para conseguir su peso y figura de antes del embarazo. 

Kate Middleton

Según fuentes muy cercanas a la realeza británica, sufrió de nauseas matutinas mientras estaba embarazada del príncipe George por lo que recibió ayuda con hipnoterapia para volver a tener apetito.

Para que su gestación sea adecuada, Kate siguió una dieta a base de avena, bayas y aguacates y ahora después de ser madre de dos bellos niños, ha elegido ser ella quien se encargue de la cocina sintiendo predilección por preparar platos con curry.

Se dice que la para la primera navidad en Sandringham, tuvo la genial idea de preparar el chutney de la abuela pensando en la Reina Elizabeth.

Middleton ha tratado de mantenerse siempre en forma y antes de su boda tuvo que hacer la conocida dieta Dunkan con alto régimen en proteínas y bajo en carbohidratos, la misma que continuó después del embarazo.

En la actualidad, se mantiene en la talla 6 y mucho le ha servido ser fanática de las comidas crudas como el gazpacho, ceviche, tabule, ensalada de sandía y quienes la conocen muy de cerca afirman que disfruta mucho la leche de almendras.

Kate Middleton

A pesar de que es costumbre para las festividades británicas tener un gran bufete, Kate no se limita solo a estar a dieta, ya que comparte con toda la familia los platos que se acostumbran preparar como el asado de costilla, de pavo o de jamón para la cena navideña y los postres muy dulces como el pudin de caramelo masticable o el jam roly poly, un pan relleno con mermelada y el favorito de los más pequeños de la familia.