Las mujeres francesas siempre delgadas y las más imitadas

 

 

La destacada diseñadora francesa Coco Chanel decía: “Come menos de que crees que quieres, come con la inteligencia y no con el estómago”, una de sus frases que para muchas de sus seguidoras se ha convertido en un mantra.

Se dice también que la clave de la mujer francesa para mantenerse delgada es comer con moderación; y de la misma forma hacen con las bebidas alcohólicas, ya que beben vino pero teniendo cuidado con las cantidades.

francesa

Otro detalle es que se mantienen delgadas porque quieren estarlo, rechazando el sobrepeso y deseando la delgadez. Las mujeres francesas buscan la delgadez sin descuidar su salud manteniendo un IMC más que ideal.

Uno de sus grandes secretos es que cenan pronto y no pican entre comidas. Ellas tienen tres comidas y comen pocas cantidades además que su cena no se da a muy altas horas de la noche como es costumbre en otros lugares.

Tampoco consumen alimentos procesados, ya que prefieres la comida fresca con productos artesanales y tradicionales. La mayoría, sigue una dieta muy parecida a la mediterránea basada en pescados, carne fresca y aceite de oliva.

comida francesa

Una de las claves es comer disfrutando, empleando todos los sentidos. Para ellas comer es todo un acontecimiento social, un momento en donde llega el reencuentro con la familia y con los amigos.

Y como sucede con muchas mujeres, las francesas no dejan de hacer actividades físicas como algún deporte o ir al gimnasio. Se conoce de muchas que para quemar calorías, eligen ir caminando hasta el trabajo en lugar de usar auto.

Por todo ello además de estar siempre glamorosas, son muchas quienes se han convertido en iconos como la actriz Brigitte Bardot, la modelo Thylane Blondeau y la diseñadora Jeanne Damas.