Cómo se limpian los monumentos más altos del mundo

La empresa encargada de hacer esta tarea es alemana y se llama Kärcher, encargada de reclutar a los más osados escaladores para subir hasta lo más alto de monumentos como el Cristo Redentor (Brasil) o la Estatua de la Libertad (Nueva York),  o las antiguas columnas de la Ciudad del Vaticano. Son estos escaladores profesionales quienes se encargan del difícil trabajo de mantenerlas en perfecto estado.

Llegar hasta lo más alto de una de estas construcciones no es sencillo y corren el riesgo de perder su vida. Estas personas van equipadas con cascos, arneses y cuerdas especiales que les dan “algo” de seguridad. Estos profesionales deben de conocer muy bien la estatua, sus grietas y soportes para poder iniciar la limpieza. 

limpiar estatuas

Si las estatuas son muy altas y tienen un acceso imposible de escalar, un helicóptero los deja en la cima y los expertos ya se encargan de limpiarla sujetados a veces solo por cuerdas. Precisamente una de las tareas más difícil fue limpiar el monte Rushmore y las estatuas talladas de cuatro ex presidentes estadounidenses.

Esta empresa conocida a nivel mundial tiene su sede en Alemania y su novedosa propuesta ha llevado a sus empleados a viajar por todo el mundo para limpiar lo monumentos más antiguos e importantes del mundo. Para realizar esta limpieza emplean unas máquinas de agua a chorro con muy alta presión que ellos mismos han construido.