Ana María Polo, una vida nada fácil que le enseñó a hacer justicia

 

 

Para empezar, Ana María Polo nació en Cuba pero por cuestiones políticas siendo muy niña tuvo que salir con su familia instalándose en Puerto Rico, país que si bien les dio la bienvenida, no les ofreció una vida muy cómoda y cálida debiendo enfrentarse a una serie de burlas y amenazas por ser tener origen cubano.

Ana Maria Polo

Según muchas fuentes cercanas a ella, en determinado momento debió ir custodiada a la escuela, lo que podría ser la razón principal de seguir la carrea donde mande la justicia.

Posteriormente, se instaló en Miami donde se convirtió en abogada especializándose en casos de familia.

El amor llegó muy pronto a su vida, casándose con solo 19 años con un hombre mayor, pero las cosas no resultaron como quiso perdiendo un embarazo y enfrentándose a muchos problemas que la llevaron a sufrir una fuerte crisis emocional conduciéndola finalmente al divorcio.

Puede que toda esta situación la haya llevado a plantarse en resolver casos de infidelidades, sin descartar el hecho de volver a encontrar a alguien de quien enamorarse y hacer una vida de pareja.

caso cerrado

Como muchos famosos, Polo es muy reservada en lo que respecta a su vida privada, pero según muchas personas que la rodean, mantiene un romance con una de las productoras del programa.

Otro problema al que tuvo que hacerle frente fue el cáncer de mama que se le diagnostico cuando tenía 44 años, convirtiéndose desde ese momento en una de las principales voceras en la lucha contra la enfermedad.

Al igual que otras mujeres, para Polo la enfermedad fue una de las más grandes tragedias que tuvo que enfrentar, pero en la actualidad la considera como una bendición que le enseñó a apreciar cada momento de la vida, por lo que sigue en carrera haciendo justicia a su propio estilo.