La antipatía de Jennifer Lawrence vuelva a salir a flote

 

 

Es muy normal que con el paso del tiempo y el éxito ganado, ha si como muchos reconocimientos, las celebridades de Hollywood no puedan controlarse y tengan la fama subida en la cabeza.

Una de ellas es Jennifer Lawrence, quien en un inicio parecía mantener la humildad contando chistes y cayéndose en las alfombras rojas resultando simpática. Sin embargo, la normalidad parece haberla abandonado y ahora no es más que otra estrella alucinada.

Jennifer Lawrence

Desde hace un tiempo, sus chistes se han convertido en burlas y caen pesados al público, pero lo peor es su comportamiento con los reporteros ya que ha sido catalogada como muy grosera al dar sus respuestas y por el modo que tiene de tratarlos.

El ultimo incomodo momento para un reportero ha sido hace solo unos días cuando la ganadora del Oscar salía del aeropuerto con su perro Pippi y encontró un gran grupo de paparazis esperándola. 

Como siempre, Lawrence no dijo una sola palabra y se apuraba para llegar hasta su auto, pero mientras caminaba uno de los reporteros se acercó a su mascota y estiró la mano para acariciarlo, situación que la llevó a molestarse más de la cuenta.

Jennifer Lawrence

TMZ estaba en el sitio y pudo grabar todo lo ocurrido en ese instante. El reportero puso una voz chistosa para hablar con el animal y al querer tocarlo, la actriz se animó a insultarlo:

No toques a mi perro maldito perdedor” le dijo a la vez que se detuvo para recoger a su mascota y llevarla al auto en brazos.

Una muestra más de que la fama se apodera de todos quienes con un poco de suerte la consiguen, incluso de quien alguna vez juró nunca cambiar y mantener la humildad de sus inicios.