Ben Affleck y Jennifer Garner hicieron oficial su divorcio

 

 

Tras 10 años de matrimonio, tres hermosos hijos y una relación que parecía ser una de las mejores en todo Hollywood hace casi dos años, la pareja conformada por Jennifer Garner y Ben Affleck anunciaron su separación en conjunto a través de un comunicado:

"Después de mucho pensarlo y considerarlo cuidadosamente, tomamos la difícil decisión de divorciarnos. Seguimos adelante con amor y amistad el uno por el otro, y comprometidos a criar a nuestros hijos, por cuya privacidad pedimos respecto durante estos momentos difíciles. Este será nuestro único comentario sobre este asunto familiar privado. Gracias por su entendimiento".

divorcio

Después de ello se creó una gran confusión para la mayoría de sus seguidores ya que jamás dejaron de estar juntos y en cada entrevista se halagaban el uno al otro, lo que generó pensamientos de volver a ser pareja.

Hace solo dos meses, el intérprete indicó que Jen es una muy buena mama y que se sentía feliz de tenerla como compañera.

“Jen es una mamá súper heroína. Ella es una madre maravillosa y soy muy afortunado de tenerla como compañera para criar a estos niños. Damos lo mejor de nosotros, los ponemos primero y eso es lo que hacemos”.

Por su parte, Garner indicó a Today que son una familia moderna y que están realmente bien con lo que hacen.

Estas declaraciones no habrían interferido en sus decisiones de divorciarse y seguir cada uno su camino por separado, sin dejar de ser amigos y seguir juntos educando a sus hijos.

La Corte Superior de Los Ángeles indicó que ambos quieren la custodia conjunta de sus hijos, por lo que coordinaron en la petición y la respuesta que fueron introducidas juntas.

Una fuente cercana a ellos comentó que a pesar de su decisión, mantienen una relación muy fluida y que nada ha cambiado entre ellos. Han estado trabajando en ello en los últimos años y consideran que sus hijos son los más importante de todo.

familia

El proceso de divorcio podría terminar en seis meses, ya que por ahora se estaría negociando un acuerdo financiero.