E39, el proyecto más complicado y costoso de Noruega

Bautizado como Autopista Costera E39, consiste en la construcción de una vía de transporte para todo tipo de vehículos, enfrentando el arduo camino que significa cubrir los mil fiordos del oeste noruego.

Una combinación de puentes flotantes, pavimento clásico y túneles subacuáticos a lo largo de 1.100 kilómetros.

Según uno de los encargados del proyecto, Kjersti Kyalheim Dunham, lo que se quiere es juntar las ciudades de Trondheim y Kristiansand de norte a sur, reduciendo el tiempo de los conductores de 20 a 10 horas y la economía del país.

Otro de los puntos por los que se quiere continuar con el proyecto tan ambicioso es para facilitar el ingreso de las exportaciones, ya que en su mayoría, llegan desde la  región occidental.

autopista

Incluso el gobierno ha indicado que de ser posible, los costos de transporte de mercancías se reducirán a la mitad.

El total invertido para llevar a cabo este reto es de 30 mil millones de dólares, una enorme cantidad incluso para Noruega, uno de los países más ricos del mundo. Con el cobro de un peaje se recobraría parte de la inversión y estaría listo en 2035.

Para Dunham, E39 es una obra única en el mundo, ya que Italia, Japón y Estados Unidos, han tenido en mente proyectos muy parecidos, pero ninguno llegó a concluirse debido a lo complicado y costoso que resultaban.

Se planea hacer carreteras comunes, pero lo que resulta diferente y difícil son los puentes y túneles especiales para poder atravesar la gran cantidad de fiordos.

Estos túneles estarían sumergidos a 30 metros, y cada uno tendría dos cilindros de concreto paralelos, para ambas direcciones, también se colocaran dos carriles en cada cilindro, siendo destinado uno para autos comunes y el otro para vehículos especiales como de emergencia.

Dunhan ha comentado además, que donde no se pueda hacer nada con esta solución, se colocaran puentes flotantes, suspendidos con cables de acero y hasta ha hablado de perforar montañas y rocas con túneles comunes.